26 de enero, día mundial de la educación ambiental

Datos históricos

Cada 26 de enero desde distintos lugares del planeta tierra, se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental con un firme propósito: generar conciencia entre los gobiernos y la ciudadanía para conservar y proteger el medio ambiente a partir de la participación de todos desde distintos escenarios y prácticas.

Esta fecha, que tuvo su origen en el año 1972 en la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, ha expuesto la necesidad de fortalecer los criterios y principios comunes que ofrezcan a los pueblos del mundo inspiración y guía para preservar y mejorar el lugar que todos habitamos.

Como resultado de tal celebración en Belgrado (capital de la República de Serbia), en donde participaron expertos de más de 70 países, se establecieron los principios de la Educación Ambiental en el marco de los programas de las Naciones Unidas; es así como en Colombia y en otros países del mundo este día se ha convertido en un referente para orientar y constituir los planes, programas, proyectos y acciones que en materia de educación ambiental se deben desarrollar.

Importancia de la educación ambiental en colombia

Las políticas públicas, y de manera específica las que tienen relación con la educación y formación de los colombianos, deben orientarse a hacer efectivo los preceptos constitucionales contenidos tanto en el artículo 8 de la Carta Política: “Es obligación del Estado y de las personas proteger las riquezas culturales y naturales de la Nación”, como en el artículo 79: “Es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente, conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para el logro de estos fines”.

Es así como, de manera específica, la Política Nacional de Educación Ambiental (2002) se constituye en el marco orientador y referente para los planes, programas, proyectos y acciones que en materia de educación ambiental se desarrollan en el país.

Se busca con ello incorporar la dimensión ambiental –desde la visión sistémica de ambiente y la formación integral-, tanto en la educación formal (pre-escolar, básica, media y superior) no formal e informal, así como en la educación para el trabajo y el desarrollo humano. También, se propicia el desarrollo de diversas actividades de educación ambiental en los sectores productivos, en la perspectiva de hacer un uso racional de los recursos naturales, generar procesos técnicos y tecnológicos que redunden en una producción más limpia y se promueva el manejo adecuado de los residuos generados, disminuyendo y mitigando los impactos negativos en la naturaleza y en la sociedad (reducción de la vulnerabilidad ante la contaminación y el cambio climático).

De igual manera, desde el Sistema Nacional Ambiental –SINA- se desarrollan diversas acciones de educación ambiental orientadas a promover la sostenibilidad ambiental del desarrollo, a partir de la transformación de prácticas y comportamientos socioculturales. Se trata, entonces, de promover el acceso a la información ambiental, generar conciencia pública y desarrollar procesos de educación e investigación ambiental, así como de participación ciudadana, que hagan posible el conocimiento, valoración y uso sostenible de los bienes y servicios ambientales que generan los diversos ecosistemas del país.

A partir de los procesos de educación ambiental que se adelantan en diversos contextos (local, regional, nacional) del país, se busca coadyuvar en el cumplimiento de lo establecido en el artículo 67 de la Carta Política: “La educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia; y en la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente”.

Avances normativos

Como apoyo al fortalecimiento de la institucionalización de la Política Nacional de Educación Ambiental el Congreso de la República expidió la Ley 1549 de 2012, con el propósito de “lograr su incorporación efectiva en el desarrollo territorial”, a partir de “la consolidación de estrategias y mecanismos de mayor impacto (…) en los escenarios intra, interinstitucionales e intersectoriales del desarrollo nacional”.

La ley en mención también ordena a todos los sectores e instituciones que conforman el SINA, “participar técnica y financieramente en (…) la puesta en marcha de las demás estrategias de la Política Nacional de Educación Ambiental, en el marco de los propósitos de construcción de un proyecto de sociedad ambientalmente sostenible”.

A su vez, la Procuraduría General de la Nación expidió la Directiva 001 del 25 de febrero de 2013, orientada a que las autoridades ambientales y las entidades territoriales incorporen en sus planes de acción, estrategias y proyectos para promover la educación ambiental, y asignen presupuestos y recursos con tal fin.

Logros

• Incorporación de la dimensión ambiental en las diferentes modalidades de la Educación en Colombia, formal, para el trabajo y el desarrollo humano -antes denominada no formal- e informal, desarrollando de manera conjunta con el sector educativo, ambiental y privado programas de educación ambiental a través de las diferentes estrategias de la Política Nacional de Educación Ambiental.

• Se ha fortalecido la relación entre la escuela y la comunidad generando procesos de transformación que inciden en el desarrollo individual y comunitario a través de instrumentos como los Proyectos Ambientales Escolares –PRAE, la implementación de grupos ecológicos, de ciencia y tecnología, redes de trabajo ambiental escolar, bachilleratos técnicos en diferentes temáticas ambientales.

• Articulación institucional que propende por el cuidado y protección de los recursos naturales, desde esta perspectiva, la Educación Ambiental ha permitido en Colombia reactivar y oxigenar los procesos de participación comunitaria en los municipios, posibilitando espacios de encuentro ciudadano y estimulando la concertación de compromisos institucionales en torno al mejoramiento de la calidad de vida, del hábitat municipal en pro del desarrollo sostenible, mejorando por esta vía la gestión ambiental local, regional y nacional. Esta articulación se ha favorecido por la implementación de estrategias como Formación de Educadores y Dinamizadores Ambientales materializada en el programa de Promotoría Ambiental Comunitaria, los Comités Interinstitucionales de Educación Ambiental –CIDEA y los Proyectos Ciudadanos de Educación Ambiental –PROCEDA.

• Se ha incorporado la educación ambiental, sus instrumentos y estrategias en las diferentes política ambientales de Colombia así, la Política Nacional para la Gestión Integral del Recurso Hídrico, de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos, de Humedales Interiores, de producción y consumo sostenible, entre otras, logrando estimular la participación ciudadana en función de la construcción de una cultura ambiental desde las escuelas y comunidades apostando al desarrollo de procesos de cambio en los hábitos de los individuos, con el propósito fundamental de disminuir y mitigar la problemática ambiental representada en la tala indiscriminada y quema del bosque natural, manejo inadecuado de residuos sólidos y líquidos, uso inadecuado del suelo, y contaminación y afectación de cuerpos de agua.

• Promoción de la participación de los niños, niñas, adolescentes y los jóvenes en la gestión Ambiental a través del Proyecto Nacional de la Red de Jóvenes de Ambiente, experiencia destacada de organización y participación juvenil que ha sido reconocida por los diferentes países de la región de América Latina y el Caribe, además de constituirse en ejemplo de organización para las entidades del país. La red es un proceso de participación juvenil que se ha formado producto de la entrega, el compromiso, la responsabilidad, el emprendimiento, la alegría y la creatividad que reúnen los más de 6.800 jóvenes colombiano presentes en 26 departamentos del país que hacen este proyecto.

fuente: http://www.minambiente.gov.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *